Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.
¿No puedes ir a Misa? Recibe a Jesús en Comunión Espiritual.
¿Quieres rezar el Rosario para la protección del COVID-19? Visita la Capilla Virtual para Oración y Meditación de Nuestra Señora de los Milagros.

Alimento para la Fe – ¡Epa, la oración es un trabajo duro!

¡Epa, la oración es un trabajo duro!

Hay muchas cosas que queremos obtener o vivir que suponemos no deberían requerir esfuerzo pero, en realidad, no es así ¿verdad? Como, por ejemplo, el amor. Nos enamoramos y es maravilloso cuando no hay dificultades, entonces, cuando la relación se torna difícil o desagradable por mucho tiempo, asumimos que se nos está acabando el amor. Entoces, en lugar de ver los malos momentos en el matrimonio (o en cualquier amistad) como períodos de crecimiento para alcanzar nuevos niveles de madurez (que requieren trabajo duro y sacrificios, igual que el ministerio de Cristo), lo interpretamos como razones para el divorcio, o para no casarse nunca, muchos a partir de esto deciden, simplemente, vivir juntos hasta el momento en que alguno se vaya.

alabanza y adoración

Así como el amor, la oración también requiere de un trabajo duro. Es muy difícil para algunos de nosotros levantarnos lo suficientemente temprano en la mañana para ir a Misa, o para orar con los esposos antes de ir a trabajar. Un rápido beso y una oración compartida de «Dios bendiga nuestro día» son bonitos, pero ¿cuánto puede ayudar a mantener vivo el amor y permitir que nuestros corazones conectados a Cristo?

Es muy difícil orar pidiendo la sabiduría del Espíritu Santo en medio de una fuerte discusión. Es difícil orar pidiendo la paz de Cristo mientras escuchamos a un amigo diciéndonos algo que no queremos escuchar. Es difícil orar con confianza y alegría cuando estamos murmurando y quejándonos. ¡Sin embargo estas son las circunstancias en las que la oración es más importante que nunca!

Esta semana, comencé un nuevo hábito o al menos espero y oro para que se convierta en un hábito.

Las Escrituras dicen, en muchos versículos y de muchas maneras, que orar con alegría — alabando a Dios — es la forma más poderosa para derrotar a nuestros enemigos (tales como temor, desaliento, duda, baja autoestima, problemas de salud, obstáculos e, incluso, acoso demoníaco). ¡Se supone que debemos dar gracias a Dios en todas las situaciones, porque Él es bueno! (“Den gracias al SEÑOR, porque Él es bueno.”, Salmo 118, 21a)

Uno de mis problemas es no hacer suficiente ejercicio. Hago la mayor parte de mi ministerio detrás de una pantalla de computadora. Sentada. Mis dedos, ocupados y rápidos, son delgados, ¡pero no el resto de mí!

Me encanta pasear por mi barrio tranquilo en la oscuridad de la noche y es fácil caminar una milla, así que pensarás que yo aprovecho esta oportunidad para estar en forma, ¿correcto? Al principio, después de mudarme a aquí, sí, pero se ha hecho muy difícil que pueda salir a caminar en el primer intento. Y, sin embargo, si logro llegar al camino de entrada, mi actitud cambia completamente y con mucho gusto sigo.

Otro de mis problemas es no tener oportunidades regulares para reunirme con otras personas llenas de fe, que conocen el poder de la oración que brota al alabar y adorar juntos en el Espíritu Santo. (Una nota a mis amigas de Nueva Zelanda: ustedes tienen un tremendo regalo en el Ministerio de la Paloma para Mujeres Católicas – ¡úsenlo!) Sin esto, la vida es mucho, mucho más difícil y triste. Elegir el camino santo en vez de las tentaciones, es mucho más difícil. Escuchar a Dios y saber que es Dios quien ha hablado es mucho más difícil de discernir. Y, experimentar lo sobrenatural (que se supone que es la vida cristiana normal; lean el libro de Los Hechos como prueba de ello) ¡es casi inexistente!

Me gusta solucionar problemas; ¡entonces, mi nuevo hábito es tomar paseos alabando y cantando a Dios! Mi libro de canciones se ha desvanecido en mi cerebro por falta de uso, entonces invento canciones cuando no me acuerdo cuál cantar. Probablemente, haya ángeles caminando conmigo y cantando también; supongo que es por eso que mis canciones inventadas suenan bien.

Ahora, sueño con la idea de que otras personas se unan a mí en estos paseos de alabanza y adoración, para que todos podamos motivar a los demás pero, bueno, ¡alaba a Dios que tengo ángeles que me acompañan!

© 2013 por Terry A. Modica

Esto puede imprimirse para uso personal únicamente. Para distribuir múltiples copias, por favor, ordénalas publicadas profesionalmente desde Catholic Digital Resources en catholicdr.com/about-us/special-orders/. *** ¿No puedes pagar por ellas? ¡No hay problema! Solicita un bono gratuito que será nuestra donación de caridad para tu ministerio.
Print Friendly, PDF & Email



¿Te ha gustado? Fortalece más tu fe con las Reflexiones diarias de las Buenas Nuevas @ gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2020
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org

Connect with us