Buscar
Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.
¿No puedes ir a Misa? Recibe a Jesús en Comunión Espiritual.
¿Quieres rezar el Rosario para la protección del COVID-19? Visita la Capilla Virtual para Oración y Meditación de Nuestra Señora de los Milagros.
LentÚnete a nosotros ayudando a que el sueño de un seminarista se haga realidad.
¡Conoce a Christian Melendez-Cruz! Lo estamos eligiendo para nuestra limosna de Cuaresma.

Bible Study – The Law of Love

La Ley del Amor

Bible Study - The Law of Love - speed limit

Piensa en cualquier ley o regla que, a veces, rompes. ¿Que tal el limite de velocidad en la carretera? Jesús dice en Mateo 5, 17-19 que no vino a abolir la ley sino a cumplirla. Bien, sí, estaba hablando de la ley religiosa, no de las carreteras en las que conduzco. Pero comprenderemos mejor lo que él quiso decir si pensamos en cualquier ley que nos fuerza en nuestra vida cotidiana moderna.

La palabra clave aquí es «forzar» – las leyes nos limitan. Por necesidad, para nuestro propio bien y el bien de la comunidad, las leyes nos dicen hasta dónde podemos ir antes de meternos en problemas, cuánto podemos hacer antes de infringir los derechos de los demás, qué tan rápido podemos ir antes de que un oficial nos pare y nos de una multa por exceso de velocidad.

Si yo fuera la policía y viera a Dios bajando por la autopista al doble del límite de velocidad, no lo arrestaría, ¿lo harías tú? Dios puede hacer lo que quiera y lo dejaré escapar. Pero Jesús deja claro que él no menosprecia la ley. Lo que él hace es cumplir la ley. Él entra en ella y la eleva a un nivel más alto.

Incluso cuando rompió las reglas, por ejemplo «trabajando» en sábado,  estaba elevando las leyes al más alto nivel de aplicación: la Ley del Amor.

¿A quién estoy amando si obedezco las leyes de tráfico? A mí mismo – ¡me estoy dando el regalo de no recibir ninguna multa por exceso de velocidad! Oh, pero esa es la parte más pequeña de la ley. Para cumplir con las intenciones de la ley, estoy amando a todos los demás en la ruta cuidando de no chocarlos. Incluso si no hubiera límites de velocidad, conduciría lo suficientemente lento para asegurarme de que todos sobrevivieran durante mi viaje.

En Cristo, no hay necesidad de la ley porque el amor cumple las mejores intenciones de la ley. En Cristo, no necesitamos que la Iglesia haga una ley que nos prohíba a nosotros perder la Misa, porque nuestro amor por Dios y por el Cuerpo de Cristo (la comunidad de la Iglesia) nos lleva a Misa. En Cristo, no necesitamos tener una regla diciéndonos que ayunemos (como abstenernos de comer carne los viernes o renunciar a los dulces durante la Cuaresma), porque el amor nos motiva a hacer sacrificios.

Piensa en cualquier ley en que la Iglesia nos diga que debemos obedecer; si no queremos obedecerla, es porque no entendemos sobre que está fundada y cómo cumple la Ley del Amor. Necesitamos profundizar en ella y pedir al Espíritu Santo que nos ayude a entender dónde está el amor.

Esta es la razón por la que el Concilio Vaticano II eliminó muchas de las restricciones establecidas por los anteriores Congresos. Los obispos no estaban diciendo que ahora está bien perder la misa o saltarse los ayunos de los viernes. Más bien, hemos sido invitados a madurar más allá de nuestra infantil obediencia ciega a las reglas, que se basa en evitar el castigo. Nos ha sido confiada la fe de un adulto seguidor de Jesús, lo que significa cumplir la ley obedeciéndola porque queremos amar.

Así nos convertimos en el Cristo visible para nuestro mundo. Ya no necesitamos la ley para ser buenos. De hecho, hacemos más de lo que la ley prescribe. Porque amamos, abrazamos las reglas y excedemos sus límites.

© 2010 por Terry A. Modica

Esto puede imprimirse para uso personal únicamente. Para distribuir múltiples copias, por favor, ordénalas publicadas profesionalmente desde Catholic Digital Resources en catholicdr.com/about-us/special-orders/. *** ¿No puedes pagar por ellas? ¡No hay problema! Solicita un bono gratuito que será nuestra donación de caridad para tu ministerio.
Print Friendly, PDF & Email



¿Te ha gustado? Fortalece más tu fe con las Reflexiones diarias de las Buenas Nuevas @ gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias
¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2020
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org