Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.

Nuestro servidor estará fuera de servicio por mantenimiento la tarde del sábado 1 de agosto, 2021 (Hora de Nueva York).

St Joseph with child Jesus

Disfruta de nuestros recursos para el Año de San José [ve]

Activa tu sorprendente vida en el Espíritu Santo:
(1) Cómo Escuchar al Espíritu Santo
(2) Viviendo en el Poder del Espíritu Santo (3) Cómo Orar en el Poder del Espíritu Santo
** ¡Nuevo! ** El Espíritu Santo es el Remedio para una Iglesia Sufriente

Spiritual Growth – Examination based on the 10 Commandments – 10

Haz un Examen de Conciencia
basado en los 10 Mandamientos

Décimo Mandamiento

10
mo.
No codiciarás los bienes de tu prójimo.

¿Es mi corazón codicioso? ¿Deseo más y más en lugar de tener un espíritu pobre, contentándome con lo que tengo?

¿Está mi corazón anclado en las posesiones terrenales en lugar de en los tesoros del cielo?

¿Soy envidioso, malhumorado o triste por lo que no tengo?

¿Desearía tener una casa más grande, un empleo mejor pago o algo más lindo, como aquellos que pertenecen a otros? A causa de estos deseos, he fracasado al dar ejemplo sobre cómo contentarse con lo que Dios me ha dado.

¿He tratado de obtener lo que tienen otros a través de medios injustos, como el robo o el uso de dinero que era destinado a algo diferente?

¿Desearía que Dios me hubiera hecho como la Madre Angélica o cualquier otra persona famosa? ¿Me considero demasiado poco para hacer lo que Dios me ha pedido que hiciera?

¿Deseo intensamente haber vivido en un lugar del mundo más económico, más lujoso o más cálido, olvidando apreciar dónde Dios me puso ahora?

¿Desé que alguien falleciera para recibir su herencia? ¿O que alguien perdiera su empleo para que yo pudiera tomarlo? ¿O que la calamidad de alguien hiciera que sus cosas fueran para mí?

¿Cuándo rehusé hacer bien a alguien que lo pedía porque pensé que ya tenía suficiente ayuda? ¿O cuándo rechacé dar dinero a alguien pensando que ya tenía suficiente? ¿O cuándo dí mi espalda a alguien porque estaba celoso de esa persona?

¿Con cuánta frecuencia he buscado consuelo en la abundancia de bienes materiales? ¿Cuánto he rechazado a Dios y he confiado más en las posesiones materiales? La razón por la cual no tengo más bienes materiales es porque Dios no quiere que los tenga justo ahora y eso es porque está protegiéndome de pecar cada vez más. ¿Me desagrada pensar así?

¿Me odio por mis pecados? ¿Estoy dispuesto a perdonarme? ¿Estoy celoso de aquellos que parecen más santos que yo? En el Sacramento de la Reconciliación seré liberado. Dios olvidará mis pecados.


¿Te sientes culpable leyendo este Examen de Conciencia? ¿Parece demasiado difícil? Tal vez sientas algo de resentimiento y frustración porque los mandamientos son impuestos.

En el Antiguo Testamento las Leyes eran impuestas sobre las personas. Dios era una fuerza externa que demandaba obediencia. Los tiempos han cambiado. Somos el pueblo del Nuevo Testamento. Jesús nos dio su Espíritu Santo para que las Leyes fueran escritas en nuestros corazones. Brotan de dentro de nosotros ahora.

¿Estás viviendo una vida en el Antiguo Testamento o en el Nuevo? ¿Estás tratando de obedecer a Dios siguiendo sus reglas o estás confiando en el Espíritu Santo para que incremente tu santidad desde dentro de ti?

Cuando confiamos en el Espíritu Santo, experimentamos un deseo interno de ser santos. Cuanto más permitimos al Espíritu de Dios que se mueva dentro de nosotros, como aguas que refrescan y alimentan nuestras vidas, más natural es para nosotros el obedecer los Diez Mandamientos — ¡incluso sin pensar demasiado en ellos!

Recuerda, es imposible convertirse de todas las tendencias al pecado de un sólo golpe, no importa cuánto lo desees. Deja que el Espíritu Santo te transforme desde dentro y sé paciente contigo mismo. La purificación es un proceso — a veces un proceso muy largo. ¡Dios te ama justo ahora, y tú también deberías hacerlo!

¿Otra vezRegresa al Comienzo

© 2000 por Terry A. Modica

PDF GRATUITAArchivo PDF disponible para uso personal.

Para compartirlo, por favor ordénalo publicado profesionalmente desde Catholic Digital Resources. *** ¿No puedes pagarlo? ¡No te preocupes! Pide un bono gratuito, que es nuestra donación a tu ministerio.

Para obtener el documento con Licencia Individual, por favor envíe este acuerdo del contrato de derecho de autor. Consulta nuestra política para derechos de copiado (copyrights).

donar Tu aporte ayudará a que este ministerio continúe.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Tu donación ayuda a otros a crecer en la fe
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2021
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org

Conéctate con nosotros

Facebook Twitter YouTube podcasts Instagram Whatsapp Telegram
0
We'd love your thoughts, please comment.x
()
x

Consagración a San José en 9 Días

El documento en PDF gratuito está listo para ser descargadoUn documento gratis en PDF está disponible para tu uso personal.

donateNo obstante, tu apoyo puede ayudarnos a continuar publicando recursos de fe como este.

Para compartir con otros, por favor ordénalo publicado desde Catholic Digital Resources. (¿No puedes pagarlo? ¡No hay problema! Solicita un bono gratis, que es nuestra donación de caridad a tu ministerio.)

Para obtener el documento con una Licencia para Uso Simple, por favor firma este contrato de acuerdo de copyright. Mira nuestra política de permisos de copyright.