Buscar
Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.
¿No puedes ir a Misa? Recibe a Jesús en Comunión Espiritual.
¿Quieres rezar el Rosario para la protección del COVID-19? Visita la Capilla Virtual para Oración y Meditación de Nuestra Señora de los Milagros.
LentÚnete a nosotros ayudando a que el sueño de un seminarista se haga realidad.
¡Conoce a Christian Melendez-Cruz! Lo estamos eligiendo para nuestra limosna de Cuaresma.

Spiritual Growth – Does your faith waver when you pray?

¿Vacila tu fe cuando oras?

La respuesta a la oración está justo sobre el horizonte

¿Tu fe vacila porque Dios no ha respondido a algunas de tus oraciones? Quizás tu fe sigue siendo fuerte pero estás frustrándote porque, cuando oras, no parece hacer diferencia. Bueno, tal vez Dios está tratando de llamar tu atención para asegurarte que su bondad está justo por encima del horizonte, justo más allá de tu visión. 

En el libro de 1 Reyes 18, 41-46, Dios habló a Acab por medio del profeta Elías. Léelo como si también estuviera hablando contigo, porque lo está. Si lo que pedimos es bueno, si es parte de la buena vida que él quiere que tengamos, si nos ayuda a avanzar en nuestro camino de santidad, está diciendo: «¡Tu oración ha sido contestada!» Pero, nosotros no vemos  la respuesta, entonces nos dice: «¡Mira de nuevo!» Pero todavía no vemos la respuesta. El siervo de Elías tuvo que «ir y mirar» siete veces antes de que los más pequeños indicios del fin de la sequía se hicieran visibles en el horizonte lejano.

¿Cuántas veces tenemos que mirar de nuevo? En la escritura «siete» significa «la cantidad total». En la plenitud de los tiempos, la respuesta a tus santas oraciones se manifestará ante tus ojos. Hasta entonces, se está desarrollando más allá de tu punto de vista, donde no se puede ver nada más que la sequía.

Dios te ha dicho que le pidas ayuda y él te ama (y a aquellos por quienes estás orando) más de lo que puedas imaginar. Así que por supuesto él ya está trabajando en la respuesta para tus oraciones, pero lo está haciendo de la manera que es mejor para ti y para todos aquellos que se ven afectados por la situación.

Pero no quiero esperar mucho tiempo, ¿y tú? Quiero ver el plan de Dios trabajando ahora y de una manera que tenga sentido para mí en mi capacidad limitada de entender. ¿Tú también?

Observa lo que Elías le dijo a Acab antes de que apareciera la primera nube: «Sube, come y bebe, porque oigo el sonido de una fuerte lluvia.» ¿Qué lluvia? ¿Dónde? ¡Qué fe tan poderosa! Él conocía la voluntad de Dios y así pudo imaginar que sucedería. Necesitamos pedirle a San Elías que comparta con nosotros su habilidad para prever el futuro. Necesitamos poner nuestra confianza en Dios como lo hizo él.

Es fácil averiguar cuál es la voluntad de Dios: Encuentra una escritura que se aplique a tu situación – sin sacar un versículo fuera de contexto, sino entenderlo dentro de la verdad de todo el Nuevo Testamento – y verás su voluntad. Absolutamente. Pero para tener la fe de Elías, tenemos que mantener nuestros ojos en la lluvia que Dios prometió, no en la sequía que vemos.

Hay una muy buena razón – de hecho, muchas buenas razones – por qué la lluvia no viene inmediatamente. Si pudiéramos ver lo que Dios ve, no querríamos que el proceso de la sequía se acortara. El proceso completo nos beneficiará y beneficiará a otros. Tal vez la espera beneficie a los demás más de lo que nos ayuda a nosotros, pero está bien, ¿no? También nos preocupamos por ellos, ¿no?

Dios está respondiendo a cada pedido de oración santo. Aunque es absurdo ponerse un impermeable cuando no hay una nube en el cielo, esta es una buena imagen de la vida cristiana. Continuemos nuestras oraciones mientras llevamos el paraguas de la expectativa.

© 2010 por Terry A. Modica

Esto puede imprimirse para uso personal únicamente. Para distribuir múltiples copias, por favor, ordénalas publicadas profesionalmente desde Catholic Digital Resources en catholicdr.com/about-us/special-orders/. *** ¿No puedes pagar por ellas? ¡No hay problema! Solicita un bono gratuito que será nuestra donación de caridad para tu ministerio.
Print Friendly, PDF & Email



¿Te ha gustado? Fortalece más tu fe con las Reflexiones diarias de las Buenas Nuevas @ gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2020
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org