Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.
¿No puedes ir a Misa? Recibe a Jesús en Comunión Espiritual.
¿Quieres rezar el Rosario para la protección del COVID-19? Visita la Capilla Virtual para Oración y Meditación de Nuestra Señora de los Milagros.
LentÚnete a nosotros ayudando a que el sueño de un seminarista se haga realidad.
¡Conoce a Christian Melendez-Cruz! Lo estamos eligiendo para nuestra limosna de Cuaresma.

The Master Needs You – 3 Stages of Finding Your Calling

El Maestro te Necesita

3 Etapas para Encontrar Tu Llamado:
Llamado … Confirmación … Compromiso

ministry of laityEtapa Uno: El Llamado

El llamado al ministerio suele nacer lentamente de los acontecimientos de nuestra vida, trabajo, talentos, habilidades aprendidas y áreas de interés. Lo más probable es que no te despiertes una mañana con la voz de Dios tronando: «¡Sal fuera y sirve a mi pueblo!» Tampoco te enviará un e-mail. Pero, si prestas atención a tus necesidades internas, a la clase de servicio que te da satisfacción, a los tipos de trabajo que te dan energía y a los dones que otros ven y admiran en ti, el llamado se hace reconocible.

Etapa Dos: La Confirmación

Si alguien te invita a que te unas a un ministerio ya existente, es posible que Dios te esté confirmando la llamada a través de esa persona. Pero no debemos esperar a que otros nos den el empujón que necesitamos. Tenemos que escuchar nuestros corazones y ver las necesidades y nuestra capacidad para satisfacer esas necesidades. Considera lo siguiente: ¿Será para una necesidad real el ministerio que estoy considerando? ¿Contribuirá al bien del Cuerpo? ¿Apoyará la comunidad tu participación animándote, aconsejándote confiando en ti, ofreciéndote ayuda cuando sea posible, coordinando y comunicándose contigo, ayudándote a capacitarte si fuera apropiado? ¿Estás calificado, y si no es así, podrías capacitarte o está fuera de tu carácter?

Estar calificado significa que tienes las habilidades y experiencias necesarias, o la disposición para aprenderlos. También significa que tienes actitud de servicio. Significa tener los motivos correctos, que no estás interesado en aras de satisfacer tus propias necesidades, para sentirte importante o para estar en control. Significa tener la capacidad – debes saber lo que haces mejor y desear ser entrenado. Y significa saber trabajar en equipo, es decir, conocer y cumplir con las normas, cooperar con los demás, y tener una verdadera preocupación por aquellos con quienes y para quienes vas a servir.

Etapa Tres: El Compromiso

¿Estás dispuesto a entregar tu tiempo y necesidades personales, tus rutinas personales y presiones empresariales por el bien de aquellos a los que vas a servir?

Incluso en las primeras etapas, puedes rezar esta oración de compromiso:

«Como siervo de Dios, me comprometo a servirle con diligencia y hábilmente, usando mis talentos y habilidades al máximo, de acuerdo con el trabajo que haya que hacer y que estoy de acuerdo en llevar a cabo. Me comprometo a trabajar con mis compañeros en unidad, apoyo mutuo y cooperación, honestidad e integridad, flexibilidad, y dispuesto a escuchar sin queja o chismes. Me comprometo a seguir la voluntad de Dios, llevando una vida de oración y por medio de un atento discernimiento, y el deseo de amar y servirle a Él y a Su pueblo -. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo ¡Amén!»

Nos comprometemos con el Padre para ser obedientes a Su voluntad. Nos comprometemos con Jesús para convertirnos en siervos–líderes como Él lo fue. Nos comprometemos con el Espíritu Santo para ser capacitados para hacer la voluntad del Padre y para imitar mejor a Su Hijo Jesús.

© 1997 por Terry A. Modica

Esto puede imprimirse para uso personal únicamente. Para distribuir múltiples copias, por favor, ordénalas publicadas profesionalmente desde Catholic Digital Resources en catholicdr.com/about-us/special-orders/. *** ¿No puedes pagar por ellas? ¡No hay problema! Solicita un bono gratuito que será nuestra donación de caridad para tu ministerio.
Print Friendly, PDF & Email


Este PalabrasVivas también está disponible como parte del libro digital Knowing God’s Will and Doing it Well, publicado por Catholic Digital Resources.


¿Te ha gustado? Fortalece más tu fe con las Reflexiones diarias de las Buenas Nuevas @ gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2020
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org