Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.

St Joseph with child Jesus

¡Felices Pascuas! Y Dios te bendiga en el Año de San José

Vea nuestros recursos para el Año de San José incluida nuestra Consagración a San José en 9 Días.

Comienza el 3 de mayo - Suscríbete a
CÓMO ESCUCHAR AL ESPÍRITU SANTO.

Passion Spirituality (Intimacy with Jesus) – Dealing with the Doubters Around Us

Espiritualidad de la Pasión (Intimidad con Jesús)

índice de Intimidad con Jesús

Lidiando con los Escépticos que nos Rodean

¿Hay alguien que está rehusándose a aceptarte por quién eres?

Luke 4:24-30-cómo lidiar con los escépticos¿Hay alguien en tu vida que no te acepta por cuánto has crecido espiritualmente? ¿Personas que son escépticos porque no creen tu fe? ¿Has dido falsamente acusado de hacer algo que nunca has tenido ninguna intención de hacer? ¿Has sido descartado como incapaz de hacer lo que, en realidad, has aprendido a hacer

En Lucas 4:24-30, Jesús nos muestra cómo tratar a estas personas.

En primer lugar, nos ayuda a darnos cuenta de que tal rechazo es normal para un seguidor de Jesús. Como dice Jesús en este pasaje del Evangelio: «Ningún profeta es aceptado en su ciudad natal.» Nos sobreponemos a ésto, al conectar nuestro sufrimiento al sufrimiento de Cristo. El rechazo nos une a Dios; la brecha de tiempo entre el trato injusto en Nazaret y el presente desaparece. ¡Qué gran privilegio!

En segundo lugar, en el amor que damos a otros,  estamos brindando una  oportunidad para que ellos puedan ver y aceptar lo que Dios les ofrece a través de nosotros, como lo hizo Jesús. Él siempre dio a sus perseguidores una oportunidad para descubrir: “¡Ajá! ¡Necesito aprender de este chico!”. Tal vez, uno de cada cien tendrá un momento «ajá». Perseverando pacientemente, nos encontramos con esa persona.

No todas las personas de Nazaret rechazaron el ministerio mesiánico de Jesús. Santiago, a menudo denominado «hermano del Señor»,  era un pariente de la familia adquirida (ver Mateo 13, 55 y Marcos 6, 3)  y se convirtió en uno de sus seguidores más devotos. Incluso escribió una carta que fue aceptada en el canon del nuevo testamento.

Dios tiene un Santiago para cada uno de nosotros. Pero ¿cómo quiere que tratemos a aquellos que continúan no creyéndonos?

El tercer paso, a imitación de Cristo, es alejarse. Jesús no insistió a la gente para cambiar su opinión acerca de Él. No pateó el suelo, ni puso mala cara, ni lloriqueó, ni hizo alguna de esas cosas tontas que hacemos para ganar la atención de alguien. Tampoco se quedó allí, ni les dejó atacarlo. El día llegaría para ser clavado en una cruz, pero no todavía. Al igual que Jesús, debemos buscar siempre la voluntad del Padre para discernir cuándo es el momento de ir a la cruz por alguien y cuándo es el momento para simplemente alejarse.

Alejarnos suena fácil y atractivo, pero no es nuestro primer deseo. Generalmente queremos quedarnos y esperar hasta que seamos finalmente aceptados. Nos gusta ignorar este sentimiento de ser rechazados. Queremos ser recibidos por las mismas personas que no nos creen. Queremos que nos confirmen nuestra fe y nuestros dones.

Nuestro segundo deseo, suele ser persistir para beneficio de la otra persona. Nos duele que se pierdan algo valioso y nos sentimos culpables si nos rendimos.

Sin embargo, llega el momento en que debemos alejarnos de los que dudan y dirigirnos hacia donde nos acepten y, así, nuestros dones se pondrán en buen uso. Los incrédulos nos agotan. Los incrédulos frenan nuestro crecimiento espiritual. Los incrédulos no nos dan ninguna ayuda cuando tropezamos en nuestro camino, ni tampoco nos animan cuando nos sentimos débiles y necesitamos apoyo en nuestro viaje.

Alejarse no significa necesariamente que salgamos de sus vidas. A menudo IMPLICA ESO, pero cuando estamos casados con un incrédulo o trabajamos con ellos o, de alguna otra manera, estamos obligados a permanecer con incrédulos, alejarse significa que dejamos de tratar de convencerlos de lo que realmente somos y de la rectitud de nuestras creencias. Tenemos que recordar que sólo la opinión de Dios acerca de nosotros es realmente lo que importa. Nada sucede si otros nos juzgan mal,  porque Dios sabe la verdad acerca de nosotros y está muy contento.

Ya sea que nos salgamos de la vida de estas personas o dejemos de tratar de cambiar su opinión acerca de nosotros, siempre debemos buscar y encontrar quienes compartan nuestros valores y nuestra fe y tengan objetivos espirituales similares. Estas son las personas con quienes necesitamos pasar tiempo. Estas son las personas que son capaces de identificar nuestros dones y nuestro llamado de Dios. Nos edificarán, nos animarán y sacarán lo mejor de nosotros. Nos permitirán darles lo que Dios nos ha dado. Al estar en comunidad y amistad personal con estas personas, seremos libres para correr a lo largo de nuestro viaje espiritual, a un ritmo tan rápido como nos gustaría ir.

Como dice el Salmo 42:3, ¨Mi alma tiene sed del Dios viviente: ¿Cuándo iré a contemplar el rostro de Dios?» Cuando otros nos rechazan, tenemos sed de aceptación que sólo Dios puede darnos. Nuestra sed es saciada cuando nos alejamos de los incrédulos y nos rodeamos de aquellos que están abiertos a lo que Dios está haciendo dentro de nosotros. Lo vemos a El cara a cara, cuando nos sumergimos en una comunidad,  (incluyendo amigos personales cercanos) que son capaces de aceptar los dones que Dios nos ha dado para compartir.

¿Estás actualmente en una comunidad? Si no es así, levántate, aléjate de esta vida solitaria y únete a un grupo de oración carismático, a un grupo para compartir la fe, un grupo de Rosario o un grupo de Estudio Bíblico. Busca a aquellos que están trabajando duro en su propio crecimiento espiritual. Este tipo de persona es capaz de reconocer lo que Dios está haciendo en tu vida. Cuando otros te rechazan, corre hacia estos compañeros buscando alivio. Cuando tú necesites seguridad o ánimo, ellos serán capaces de dártelo.

¡Te garantizo que Dios tiene — ahora mismo — una comunidad de creyentes lista para ti!

A continuación: Ve más PalabrasVivas en Sufrimiento y Sanación >>

© 2002 por Terry A. Modica


Por favor, comparte esto con otras personas usando los íconos para las redes sociales al pie de esta página. O solicita una copia aquí, para imprimir con permiso para su distribución, a menos que arriba esté indicado que está disponible en Catholic Digital Resources.
Printed from: https://gnm-es.org/espiritualidad-de-la-pasion/espiritualidadpasion-escepticos-que-nos-rodean/
Print Friendly, PDF & Email



Para usar en la iglesia, por favor ordénelo en: Catholic Digital Resources.

índice de Intimidad con Jesús


¿Te ha gustado? Fortalece más tu fe con las Reflexiones diarias de las Buenas Nuevas @ gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Tu donación ayuda a otros a crecer en la fe
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2021
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org

Conéctate con nosotros

Facebook Twitter YouTube podcasts Instagram Whatsapp Telegram
0
We'd love your thoughts, please comment.x
()
x

Consagración a San José en 9 Días

El documento en PDF gratuito está listo para ser descargadoUn documento gratis en PDF está disponible para tu uso personal.

donateNo obstante, tu apoyo puede ayudarnos a continuar publicando recursos de fe como este.

Para compartir con otros, por favor ordénalo publicado desde Catholic Digital Resources. (¿No puedes pagarlo? ¡No hay problema! Solicita un bono gratis, que es nuestra donación de caridad a tu ministerio.)

Para obtener el documento con una Licencia para Uso Simple, por favor firma este contrato de acuerdo de copyright. Mira nuestra política de permisos de copyright.