Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.

St Joseph with child Jesus

¡Felices Pascuas! Y Dios te bendiga en el Año de San José

Vea nuestros recursos para el Año de San José incluida nuestra Consagración a San José en 9 Días.

Comienza el 3 de mayo - Suscríbete a
CÓMO ESCUCHAR AL ESPÍRITU SANTO.

Passion Retreat

Lent: Your Journey to Calvary and Easter
La Pasión de Cristo por ti: Un Retiro Virtual

Bienvenido al mini-retiro: «La Pasión de Cristo por Ti»

¿Cuáles de las siguientes frases son verdaderas?

  • Me he estado preguntando si Dios verdaderamente se preocupa por mí.
  • Estoy preocupado por algo pero parece que a Dios no le importa tanto como a mí.
  • Me he sentido defraudada por Dios.
  • Dios no está contestando mis plegarias.
  • He perdido a alguien y estoy sufriendo la pérdida.
  • He estado buscando una respuesta de Dios sobre una decisión importante pero él ha estado en silencio o no ha sido claro.
  • No soy digno del amor de Dios.
  • Soy un pecador. No merezco la ayuda de Dios.

Este retiro puede proveer la sanación para estos sufrimientos. Tómate tiempo para meditar y reflexionar sobre cada segmento. Utiliza las fotografías para ayudarte a imaginar como fueron para él los sufrimientos que Cristo experimentó. Mientras haces esto, recuerda que él lo hizo por ti. Tanto así le importas tú a él.

Comencemos.

Cristo Jesús, siendo de condición divina,
no consideró codiciable
el ser igual a Dios.
Al contrario, se despojó de su grandeza,
tomó la condición de esclavo
y se hizo semejante a los hombres.
Y en su condición de hombre,
se humilló a sí mismo
haciéndose obediente hasta la muerte,
y una muerte de cruz.
(Filipenses 2:6-8)

The Face of Christ

Estás a punto de entrar en la intemporalidad de lo que Cristo hizo por ti, ya que lo que Cristo experimentó durante la primera Semana Santa son también ahora los momentos en tu vida.

Empieza por hacer un examen de conciencia. Puedes usar nuestro Examen de Conciencia Basado en los 10 Mandamientos (este nlace se abrirá en una nueva ventana para que no pierdas tu lugar aquí).

En este Retiro Virtual, Jesús te va a revelar su misericordia. Si ya recibiste el perdón y la absolución de tus pecados y estos ya no te controlan más, este retiro continuará con el proceso de crecer íntimamente con Cristo.

Si hay pecados que todavía te tienen sujeto, te recomendamos que completes la sanación que empieza con este retiro, llamando a la oficina parroquial para una cita con el sacerdote para recibir el Sacramento de la Reconciliación. ¡El poder de este Sacramento te va a liberar para que goces de una nueva vida en la gloria de la resurrección de Cristo! Porque…

Eran nuestros sufrimientos los que soportaba,
nuestros dolores los que cargó…,
Fué traspazado por nuestras ofensas, golpeado por nuestros pecados
Sobre Él recayó el castigo que nos trae la paz
por Sus heridas fuimos sanados.
Andábamos errantes como ovejas
cada uno por su camino;
y el Señor cargó sobre él todas nuestras culpas.
(Isaías 53, 3-6)

En una meditación dada al Papa Juan Pablo II, el 15 de marzo de 2002, el Padre Capuchino Raniero Cantalamessa, predicador de la casa pontificia, describió lo que sucedió en el jardín del Getsemaní, a lo que él llama la negra noche del alma de Jesús: “La angustia de Jesús no era causada simplemente por prever los tormentos que se venían; Jesús tomó sobre sí los pecados del mundo. En ese momento, el hecho de que Él no hubiera cometido los pecados no hacía diferencia; eran Suyos porque Él libremente los asumió: ‘Él llevó nuestros pecados en Su cuerpo.’“

Encontrémonos con Él mientras desciende del Monte de los Olivos hacia Jerusalén, sabiendo que daba los últimos pasos de Su vida y penetrando en la noche oscura de Su alma. Las fotografías que van a ver fueron tomadas en Tierra Santa (ver el Virtual Pilgrimage y fotos de Terry Modica de Good News Ministries). La historia es parafraseada de Mateo 26:14–27:66, La lectura del Evangelio para el Domingo de la Pasión. Cada vez que llegues al ícono de la cruz, dale clic. Para aumentar las fotos de tamaño, dale clic sobre ellas.

next

Luego de compartir Su última cena con Sus amigos más cercanos, Jesús los llevó a la cima del Monte de los Olivos. Desde allí, vió todo el Valle de Cedrón hacia la pared de Jerusalén.

Podía ver el Templo (que quedó de pie a la derecha del dorado Domo Musulmán de la Roca de Mahoma).

Viewing Jerusalem from the Mount of Olives

next

 

Podía ver la vieja ciudad de Jerusalén y vio hacia el futuro y comenzó a llorar.

Se lamentó: «Sí tú, tan sólo tú, hubieras comprendido el mensaje que te traería la paz — pero ahora está escondido a tus ojos. Vendrán días en que tus enemigos te cercarán con empalizadas y te atacarán de cada costado… porque no reconociste el tiempo de Dios viniendo hacia tí.» (Lucas 19, 41-44)

¿Falta la paz en tu vida? Recuerda: «Jesús llora por mí también. Necesito reconocer las diferentes formas en que Jesús ha estado viniendo a ayudarme, a consolarme, a cuidarme. ¡Señor, perdóname por no darme cuenta! ¡Ayúdame a mantener mis ojos en Ti!»

Jerusalem viewed from the window of the Church of Dominus Flevit (where Jesus Wept)

next

 

Luego Jesús descendió la montaña, acercándose a Jerusalén a cada paso.

The road down the Mount of Olives

next

 

Se detuvo en un lugar llamado Getsemaní y dijo a Sus discípulos: «Siéntense aquí mientras voy allí a orar.»

Se llevó a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo y pronto comenzó a sentir una gran tristeza. Les dijo: «Mi alma está abrumada de tristeza al punto de morir.»

Avanzó un poco y cayó postrado en oración. El que nunca había pecado tomó sobre sí mismo nuestros pecados (detente ahora para nombrar a las personas que más te preocupan) y los pecados de todo el mundo. El que era pureza y perfectamente santo se convirtió en vil con la fealdad de todo lo no santo.

Torturado por estos pecados, lloró en agonía: «¡Padre mío, si es posible que esta copa pase de mí!

«Pero, que no se haga mi voluntad, Padre, sino la TUYA.»

The Garden of Gethsemane

next

Jesús expermentó la oscura noche el alma, y al dar su ‘sí’ humano a tus necesidades en medio de esta oscuridad,
Su humanidad te redimiói

¡Lo veo todo!
¡Oh, Padre! ¡Lo veo todo!

Al arrodillarme sobre esta roca
en el Jardín de mis Oraciones
la dureza de mis torturas
yace justo enfrente de Mi.

Veo el golpe de puños furiosos
llegando a dañar, a aplastar,
por los temores de hombres lastimados.

Jesus prayed in the Garden of Gethsemane with great angst

Me hieren a Mí con sus celos.
Me hieren a Mí con su lujuria.
Me hieren a Mí con sus prejuicios.
Me hieren a Mí con sus abusos mutuos.

¡Lo veo todo!
¡Oh, Padre! ¡Lo veo todo!

Veo las espinas del orgullo de cada persona
perforando, apuñalando fieramente
lo profundo de Mi cabeza y mi corazón.

Me hieren a Mí con su deseo de controlar.
Me hieren a Mí con sus pensamientos de odio.
Me hieren a Mí con sus luchas por el éxito.
Me hieren a Mí con sus rechazos a ser serviciales.

¡Lo veo todo!
¡Oh, Padre! ¡Lo veo todo!

Veo los latigazos de los desagradables labios de la humanidad
golpeándome, despojándome
de Mi humanidad.

Me hieren a Mí usando palabras que me desgarran.
Me hieren a Mí usando palabras que destrozan la Verdad.
Me hieren a Mí usando palabras que desparraman la crueldad.
Me hieren a Mí usando palabras que desparraman el chisme y la desesperanza.

¡Lo veo todo!
¡Oh, Padre! ¡Lo veo todo!

Lo que se harán entre sí
me lo harán a Mí,
y lo sentiré en Mi rostro,
y lo sentiré en Mi cabeza y corazón,
y lo sentiré en toda Mi carne,
y lo sentiré en Mi hombro cuando cargue la cruz,
y lo sentiré en Mis rodillas cuando caiga al suelo,
Y lo sentiré en los clavos.

¡Lo veo todo!
¡Oh, Padre! ¡Lo veo todo!

Que se haga Tu voluntad, Padre Mío,
porque los amo
en todo.

next

Luego de rezar esto tres veces, Jesús regresó a Sus discípulos y dijo: «Miren, ya llega la hora cuando el Hijo del Hombre será entregado a los pecadores. Levántense, es hora de partir. Miren, ya llega el traidor.»

next

Mientras aún estaba hablando, Judas, uno de los Doce, llegó acompañado por una gran multitud armados con espadas y palos. Habían sido enviados por los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo. Su traidor había arreglado con ellos un signo diciendo: «Al hombre al que yo bese arréstenlo.» Inmediatamente fue hasta Jesús y dijo: «¡Salve, Maestro!» y lo besó.

Jesús respondió: «Amigo, haz lo que has venido a hacer.»

Luego, dando un paso adelante, pusieron sus manos sobre Jesús y lo arrestaron.

Judas betrayed Jesus. Who has betrayed you?

next

«»¿Creen que no puedo invocar a mi Padre y Él no enviaría más de doce legiones de ángeles? Pero entonces, ¿cómo se cumplirían las Escrituras que dicen que debe pasar de esta forma?»

Jesus stopped the violence during his arrest

next

Aquellos que habían arrestado a Jesús lo llevaron hasta Caifás, el sumo sacerdote, donde los escribas y ancianos estaban reunidos. Pedro los siguió a cierta distancia.

Una de las mujeres fue hasta él y le dijo: «Tú también estabas con Jesús.» Pero él lo negó en frente de todos diciendo: «¡No sé de qué estás hablando!» Tres veces negó conocer a Jesús.

Peters denied knowing Jesus. Do you ever do that?

next

Luego, Pedro recordó lo que Jesús le había dicho: «Antes que cante el gallo me habrás negado tres veces.» Pedro salió y lloró amargamente.

Como Pedro, yo he herido a Jesús negándolo: nombra el momento en que te sentiste molesto por tu fe o tenías miedo de hablar de ella. Esto, también, se suma a las heridas en su cuerpo sagrado y peso a Su terrible cruz.

The rooster's crow convicted Peter of his sin

next

En la mañana, todos los sacerdotes y los ancianos del pueblo decidieron contra Jesús y entregarlo a la muerte. Lo ataron, lo sacaron fuera y lo entregaron a Pilatos, el gobernador.

Pilatos dijo a la gente: «¿Qué haré con Jesús llamado el Cristo?» Todos gritaron: «¡Crucifícalo!»

Pilatos aceptó y ordenó que Jesús fuera flagelado.

Jesus was condemned. I, too, have been falsely accused.

next

Los soldados del gobernador llevaron a Jesús dentro del pretorio y le arrancaron las vestiduras y le pusieron una bata militar de color escarlata sobre Él. Tejiendo una corona de espinas, la pusieron sobre Su cabeza. Arrodillándose frente a Él, se burlaban diciendo: «¡Salve, Rey de los Judios!» Lo escupieron y lo golpearon en la cabeza. Cuando terminaron, le quitaron la bata, le pusieron sus ropas y lo llevaron fuera para crucificarlo.

Jesus, bound and scouraged, endured the mockery

next

POR TI, CARGO LA CRUZ

Sé los dolores que cargas, Mi amado;
Ven, déjame cargarlos por ti.

Oh, cuán pesada es la cruz que cargo
por la ruta al Calvario;
Mi carne está desgarrada
por la flagelación y estoy debilitado
por los golpes

— que soporté por ti.

Sé los dolores que cargas, Mi amado; Ven, déjame cargarlos por ti.

Lucho por ver el camino delante de Mí
pero Mi Sangre cae de la corona de espinas en Mis ojos y no puedo limpiarlos porque estoy impedido
por la carga

— que soporté por ti.

Sé los dolores que cargas, Mi amado;

Ven, déjame cargarlos por ti.

La viga se incrusta en Mi hombro herido
y siento el dolor en todos los desgarros de Mi carne;
por lo tanto es difícil permanecer conciente de que estás aquí,
pero recuerdo, recuerdo que llevo la carga

— que soporté por ti.

Sé los dolores que cargas, Mi amado;

Ven, déjame cargarlos por ti.

El mayor dolor que siento, el dolor que perfora profundamente Mi corazón,
es darme cuenta que he hecho todo esto por ti, y aun insistes en llevar la carga

— que soporté por ti.

Sé los dolores que cargas, Mi amado;

Ven, déjame cargarlos por ti.

Por favor, deja que Yo los cargue por ti.

Sí, deja que Yo los cargue por ti.

FOR YOU, I CARRY THE CROSS

next

Después de crucificarlo, se repartieron Sus ropas echándolas a suertes; luego se sentaron y se quedaron allí viéndolo. Pusieron sobre su cabeza un cartel que decía: Este es Jesús, el Rey de los Judíos.

Desde el mediodía, la oscuridad cubrió toda la tierra hasta las tres de la tarde.

Alrededor de las tres, Jesús gritó con voz fuerte: «Eli, Eli, ¿lema sabactani?» que significa: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?»

Father, where have you gone?

next

Luego, Jesús gritó otra vez en voz alta y entregó Su espíritu.

Oh my Jesus! You did this for me!

next

Y, luego, el velo del santuario se desgarró en dos, de arriba a abajo. La tierra tembló, las rocas se partieron, las tumbas se abrieron y los cuerpos de muchos santos que habían caído dormidos resucitaron.

Lightning flashed, thunder boomed

next

Había muchas mujeres. Habían seguido a Jesús desde Galilea, asistiéndolo. Entre ellas estaba María Magdalena y María, la madre de Santiago y José, y la madre de los hijos de Zebedeo. Por lo tanto, también estabas allí, en tu amor infinito por Jesús.

Jesus! I am with you. I grieve for you.

next

Cuando llegó la noche, un hombre rico llamado José, un discípulo de Jesús, fue hasta Pilatos y le pidió el cuerpo de Jesús. Pilatos ordenó que se lo entregaran. Tomando el cuerpo, José lo envolvió en un lino limpio y lo puso en una tumba nueva que habían cavado en la roca.

Joseph of Arimathea gave Jesus his tomb

next

¿Qué necesitas poner en la tumba con Jesús? En la quietud oscura de la tumba, déjalo allí, envuélvelo con Jesús como una tela mortuoria, déjalo partir, vete y asegura la tumba con un sello y pon un guardia.

Bury with Jesus all that he died to free you from

next

«Yo morí por ti,»  dijo Él.

«Sí Señor,» respondí, levantando mi cabeza con orgullo. «Lo sé.»

«Pero ¿sabes qué significa eso?» me dijo. «¿Sabes lo que significa para tu vida?»

Pensé en Su muerte en la cruz,
y supe que necesitaba Su sacrificio.
Pensé en Su dolor en la cruz,
y supe que necesitaba Su sanación.
Pensé en Su tristeza y pasión,
y supe que necesitaba Su gozo.

«Yo morí por ti,» dijo Él.

«Sí, Señor,» contesté, bajando mi cabeza con vergüenza.

Y Él me dijo: «¿Sabes – realmente – qué significa eso?»

«Creo que no,» respondí.

«Ven, déjame mostrarte,» dijo Él. Y el terror golpeó mi corazón.

¿Podría soportar contemplar la escena que Él me mostraría?

¿Podría soportar verlo a Él traspasado de dolor?
¿Podría soportar comprender lo que Él hizo por mí?

«Pero quiero saber,» respondí.

Y entonces ví Su frente

y la corona
y las espinas.

Una espina que Él me mostró,
una espina lastimando Su carne,
y de ellá brotó
una gota de sangre.

«¿Sólo una gota de sangre?» pregunté, levantando mi cabeza en desconcierto.

«¿Es todo lo que derramaste por mí?» pregunté, enojada por no valer más que eso.

Y Él dijo:
«Una gota de Mi Sangre
contiene todo el poder del sacrificio.
Una gota de Mi Sangre
contiene todo el poder para sanar.
Una gota de Mi Sangre
contiene todo el poder para darte gozo.»

«Pero Señor,» respondí,

«Quiero más que una gota.
Hay mucho más de Ti,
¡y yo lo quiero todo!»

«Sí,» dijo Él. «Yo morí por ti.»
«Por Mis llagas, eres sanada.
Fueron tus faltas las que cargué,
tus sufrimientos que soporté …
fui traspasado por tus ofensas,
triturado por tus pecados,
sobre Mí cayó el castigo
que te trae la paz.»

I died for you. You are healed!

next

¡Sacarán agua con gozo
de las fuentes de la salvación!

Dios es realmente mi salvador;
tengo confianza y no temo.
Mi fuerza y mi coraje es el SEÑOR,
y él ha sido mi salvador.
con gozo sacarán agua
de la fuente de la salvación.

¡Sacarán
agua con gozo
de las fuentes de la salvación!

Den gracias al
SEÑOR, aclamen su nombre;
entre las naciones hagan conocer sus obras,
proclamen cuán grande es su nombre.

¡Sacarán agua
con gozo
de las fuentes de la salvación!

Canten alabanzas al
SEÑOR
por sus logros gloriosos;
que sea conocido en toda la tierra.
¡Grita de alegría, ciudad de Sión,
porque grande en medio de ti
es el Santo de Israel!

¡Sacarán agua
con gozo
de las fuentes de la salvación!

Salmo Responsorial V
Isaías 12, 2-6
de la Misa de Vigilia de Pascua

"Jesus

© 2002 por Terry A. Modica

 

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Tu donación ayuda a otros a crecer en la fe
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2021
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org

Conéctate con nosotros

Facebook Twitter YouTube podcasts Instagram Whatsapp Telegram

Consagración a San José en 9 Días

El documento en PDF gratuito está listo para ser descargadoUn documento gratis en PDF está disponible para tu uso personal.

donateNo obstante, tu apoyo puede ayudarnos a continuar publicando recursos de fe como este.

Para compartir con otros, por favor ordénalo publicado desde Catholic Digital Resources. (¿No puedes pagarlo? ¡No hay problema! Solicita un bono gratis, que es nuestra donación de caridad a tu ministerio.)

Para obtener el documento con una Licencia para Uso Simple, por favor firma este contrato de acuerdo de copyright. Mira nuestra política de permisos de copyright.