Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.
¿No puedes ir a Misa? Recibe a Jesús en Comunión Espiritual.
¿Quieres rezar el Rosario para la protección del COVID-19? Visita la Capilla Virtual para Oración y Meditación de Nuestra Señora de los Milagros.

The 4-second prayer to defeat Satan

La oración de 4 segundos
para vencer a Satanás

¿Por qué es que esperamos menos, no más, de parte de Dios? ¿Por qué no estamos viviendo una fe milagrosa? ¿Por qué recibimos meno de parte de Dios, en lugar del abundante «más» que él, en realidad, quiere darnos? Satanás está haciendo todo lo que puede para quitar el poder de la Iglesia porque somos una gran amenaza para él. Satanás no quiere que captemos plenamente la verdad sobre lo que podemos recibir de Dios porque, con eso, podemos cambiar al mundo. Por eso, aquí está la oración de 4 segundos para vencer a Satanás. ¡Obra inmediatamente!

El siguiente PalabrasVivas puede ser descargado como un archivo PDF para uso personal. Busca el formulario al pie de esta página.

La oración de 4 segundos que vence a Satanás

Hay muchas, muchas cosas más que hizo Jesús de lo que leemos en la Biblia – más milagros, más pruebas de que nos ama, más enseñanzas que nos ayudan a comprender lo que Dios quiere hacer en nosotros y a través de nosotros. Y Jesús sabía que sería así. Por eso es que nos dijo que el Espíritu Santo nos enseñaría todo lo que necesitáramos saber (ver Juan 14, 26).

El problema es el siguiente: esperamos menos, no más, entonces recibimos menos en lugar del “más” abundante que Dios desea darnos.

¿Y por qué esperamos menos? Porque Satanás y su corte están haciendo todo lo que pueden para quitarle poder a la Iglesia. ¿Por qué? Porque somos una gran amenaza para ellos. Si el Cuerpo de Cristo en la Tierra hoy (tú, yo y todos los que tienen fe en Cristo) estuviera plenamente vivo y activo en el Espíritu Santo y fuera lo que realmente, verdaderamente es – pequeños Cristos juntos y cubriendo toda la tierra, haciendo lo que hizo Jesús – sería Satanás y sus secuaces quienes se quedarían sin poder.

Este es el plan de Dios, Jesús lo dejó muy claro en Juan 14, 12 y en muchas otras oportunidades.

Esto es muy bueno. Nosotros queremos conquistar al mal, queremos ser una Iglesia llena del Espíritu, queremos ser instrumentos del poder divino de Dios. Vemos que sucedía diariamente en el libro de los Hechos de los Apóstoles y quisiéramos que suceda lo mismo hoy. Entonces ¿dónde está la desconexión? ¿Por qué hay tanto mal en el mundo de hoy aunque somos una Iglesia de personas que correctamente dicen: “El que mora en mí es mucho más grande que el que mora en el mundo”?

“Todo espíritu que no reconozca que Jesús es el Señor, no viene de Dios sino del espíritu del anticristo, que ustedes han escuchado que viene y que, incluso, ya está en el mundo. Ustedes, no obstante, vienen de Dios y los han vencido porque más grande es aquel que vive en mí que aquel que vive en el mundo. (1 Juan 4, 3-4)

Con Jesús en nosotros, deberíamos poder hacer todo lo que Jesús hizo. ¡Todo y más!

“En verdad, en verdad les digo: quien crea en mí hará las obras que yo he hecho y aún mayores que estas, porque yo me voy al Padre.” (Juan 14, 12)

Y luego dijo: “El Padre les dará el Espíritu de la Verdad para ayudarlos y estará con ustedes para siempre. El mundo no puede aceptarlo porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes lo conocen porque vive con ustedes y estará en ustedes.” (Juan 14, 16-17)

¡Guau! ¡Con el Espíritu Santo en nosotros nada puede detenernos para ser los instrumentos del divino poder de Dios!

Nada, excepto si no creemos en esta verdad. Nada, excepto los conceptos erróneos que tenemos acerca de esta realidad.

Un buen ejercicio espiritual para eliminar tus conceptos erróneos

San Macario de EgiptoNecesitamos limpiar nuestras mentes de todas las falsas enseñanzas, de todas las ideas falsas sobre el Espíritu Santo. Un buen ejercicio espiritual es (Paso 1) hacer una lista de cada una de las ideas que limitan lo sobrenatural y, luego, una por una, llevarlas ante el Espíritu Santo – el Espíritu de la Verdad – pidiéndole que la verdad reemplace aquello que es falso. Después (Paso 2) ir a Misa y, antes de recibir a Jesús en la Eucaristía, pedirle que lave todas las ideas falsas con su Sangre bendita.

El Paso 3 es quitarle poder a Satanás. Ganar las batallas de descreimiento mediante el poder victorioso de Jesús. En un minuto, voy a mostrarte qué fácil es vencer a Satanás para que puedas ser y hacer todo lo que el Padre tiene en mente para ti. ¡Sólo te toma 4 minutos! Pero primero me gustaría compartir contigo algunas herramientas de mi ministerio en el sitio web que podrían ayudarte con el Paso 1.

Muchos de los conceptos equivocados que tenemos son tan familiares para nosotros, están tan profundamente arraigados y son frases tan comunes que no nos damos cuenta que estamos creyendo conceptos erróneos. ¡Entonces culpamos a Dios por las oraciones no respondidas! Vivimos en un mundo que nos rodea con falsas ideas y Satanás se deleita en eso porque esas ideas han transformado al Cuerpo de Cristo en la Tierra en un debilucho ineficaz. No en todos lados, no siempre pero lo suficiente como para conformar al demonio y dejar que se salga con la suya.

¿Has escuchado la historia sobre Satanás y un aprendiz de demonio, que caminaban juntos y discutían las formas de hacer trampas a las personas para llevarlas al infierno? Mientras caminaban el aprendiz encontró un trozo de papel en el piso. Lo levantó y lo leyó y quedó alarmado por lo que estaba escrito allí.

“¡Esto contiene una parte de la verdad!” dijo. “¡No podemos dejar que nadie lo encuentre!”

Satanás se rio y dijo: “Ponlo donde lo encontraste. Sí queremos que las personas lo encuentren. Contiene una parte de la verdad. No toda la verdad. Podemos llevar a las personas al infierno con sólo una parte de la verdad.”

El aprendiz contestó: “¿Pero qué pasa con los seguidores de Cristo? ¿Esto los llevará al infierno?”

“No” dijo Satanás. “Pero los dejará tranquilos.”

Ya ves, hemos escuchado la verdad completa. Tenemos al Espíritu Santo que nos enseña la verdad plena. Pero no vivimos la plena verdad porque estamos creyendo cosas que contradicen la verdad y, si no las vivimos, no podemos predicarlas, no podemos enseñarlas a otros. No podemos probarles a los no creyentes que Dios es real y que realmente se ocupa de ellos.

Creemos, por ejemplo, que cuando nuestras oraciones no producen milagros es porque Dios no quiere darnos milagros, o porque no somos “suficientemente buenos”, o porque no hemos dicho las palabras correctas (como si la elección de las palabras correctas pudiera controlar a Dios), o porque Dios quiere que suframos, o porque no tenemos un sanador local al que ir y Dios sólo hace milagros a través de ciertas personas especial, o lo que sea. ¿Qué hay en tu lista de ideas que está limitando lo sobrenatural?

La oración de 4 segundos que vence a Satanásvenciendo a Satanás

Bien, digamos que ya has dado los primeros dos pasos del ejercicio espiritual que detallé. Has hecho una lista de todas las ideas que limitan el poder sobrenatural y la has llevado al Espíritu Santo pidiéndole que la verdad reemplace aquello que es falso. Lo has llevado a Misa y le has pedido a Jesús que lave las ideas falsas con su Sangre Bendita.

Ahora estás listo para quitar poder a Satanás. La oración de 4 segundos que vence a Satanás funciona para todos los que tienen a Jesús en ellos y para quienes verdaderamente desean seguir a Cristo, imitar a Cristo y ser la presencia victoriosa de Cristo en el mundo.

Primero debes entender esto: nuestra mente espiritual puede influir en nuestra mente emocional o ser influenciada por nuestra mente emocional. Por ejemplo, si te sientes desanimado mientras esperas que Dios haga algo con una petición en oración, si tu mente emocional está en control de tu fe, podrías llegar a la conclusión de que a Dios este problema no le importa tanto como a ti. Tu mente espiritual duda y esta falsa creencia te ha quitado poder.

Jesús dice: “En verdad, en verdad les digo, si tienen fe y no dudan, no sólo harán lo que yo le hice a la higuera, sino que dirán a esta montaña: ‘Ve y arrójate en el mar,’ y lo hará.” (Mateo 21, 21)

¡Recuerda quién quiere que no tengas poder! Y recuerda que Jesús en ti es extremadamente más poderoso que Satanás. Por eso he aquí la oración de 4 segundos que vence a Satanás (utilizando el ejemplo anterior):

 “En el nombre de Jesucristo, renuncio al desánimo.”

Amén. Eso es todo. Ahora ya has puesto tu espíritu a cargo de tus emociones y has arrojado a cualquier demonio que pudiera tentarte a sentirte desanimado.

Esta oración de 4 segundos es genial para cualquier emoción que esté obrando contra la fe. Yo la uso cada vez que siento una emoción negativa, un temor o una duda. Es sorprendente cuán rápido obra. ¡Es cambio es instantáneo! Por ejemplo, cuando estaba preparando este artículo, a mitad de camino de preparación de las notas, sentí que quería esperar a mañana para terminarlo. Me pregunté: “¿Es este el Espíritu Santo? ¿Jesús quiere que espere hasta mañana porque hay algo que desea enseñarme primero?” Luego hice esta oración de 4 segundos que vence a Satanás. Dije (en voz alta por supuesto – decirla en voz alta es parte de ella): ”En el nombre de Jesucristo, yo renuncio a la falta de interés en continuar.” Inmediatamente sentí nuevamente la inspiración del Espíritu Santo.

Si no sientes el cambio inmediatamente agrega esto: “Ven Espíritu Santo, enséñame la verdad. Ven Dios Padre, bendíceme y dame ánimo” (es decir, nombra lo opuesto a la emoción negativa a la que estás renunciando). “Ven Señor Jesús, redímeme del mal que el desánimo ha estado hacienda en mi vida.”

Y si eso no te da lo que estás pidiendo, toma conciencia de que hay un problema más profundo que Dios desea sanar mediante un terapeuta, un director espiritual o un sacerdote.

Toma plena posesión del poder de Cristo en ti para vencer a Satanás

Otra cosa importante para saber sobre esta oración de 4 segundos es: Nunca digas “Renuncio a MI desánimo” (o cualquier sentimiento negativo que estás tratando de eliminar). Nunca tomes posesión de estos sentimientos utilizando la palabra “mi”. Lo que tú quieres hacer es tomar posesión del poder divino de Cristo en ti.

Por último, quiero que sepas que Dios se ocupa de ti mucho más de lo que puedes imaginar. ¡Su preocupación por ti es tan grande como el infinito!  Sería infiel a su Ser ilimitado si no quisiera hacer milagros en tu vida. Piensa en lo que el dolor hace: te distrae de Dios. Él quiere que tu atención no esté dividida. ¿Por qué querría permitir que el dolor te distrajera? ¿O que lo hiciera algún otro problema?

Sí, el dolor y otros problemas pueden y deben llevarnos más cerca de Dios al motivarnos a volvernos a él en busca de ayuda. Pero ¿y luego? ¿Qué pasa cuando pedimos un milagro y no lo obtenemos? Generalmente nos apartamos de Dios – al menos hasta cierto punto. Exactamente lo que el demonio desea. Peor, nos parecemos a cualquier otra persona del mundo. Ser cristiano no parece ser mejor que ser un pagano. Ir a la Iglesia no parece darnos ninguna ventaja sobre quedarnos en casa y tener nuestra propia espiritualidad.

Este es el espíritu del anticristo. Esta es la anti evangelización. Esto es ser una Iglesia sin poder. Por lo tanto, claro que Dios desea hacer todo lo que prometió mediante la boca de Jesús y de las Escrituras.

«En verdad, en verdad les digo: quien crea en mí hará las obras que yo hice e, incluso, obras más grandes que esas porque yo voy al Padre. (Juan 14, 12)  

¿Crees en Jesús?

Siguiente pregunta: ¿Crees que Jesús nunca mintió?

Última pregunta: ¿Crees que todo lo que dijo Jesús se aplica a ti y a tu propia vida, tus propias situaciones?

Si respondiste “no” a alguna de estas preguntas, regresa al Paso 1 e identifica la idea que ha estado quitándole poder a tu fe, luego, has el Paso 2 y llévalo a Misa, pidiéndole a Jesús que lo lave con su Sangre Bendita. Luego haz el Paso 3 y renuncia a ello.

Ahora oremos juntos para que el Espíritu Santo te llene con la verdad más que nunca:

Ven Espíritu Santo, lléname.
Ven Espíritu Santo, renuévame.
Ven Espíritu Santo, tienes mi permiso para transformarme.
Ven Espíritu Santo y reemplaza cada idea falsa que tengo con la verdad.
¡Amén!

© 2019 por Terry A. Modica

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2020
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org

Connect with us