Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.

Se necesita tu apoyo. Por favor, ayúdanos a continuar sirviendo. Haz una diferencia ahora >>

Finanzas – Identificando tus Verdaderos Tesoros

Identificando Tus Verdaderos Tesoros

Identify your real treasures

Si no podemos ver o imaginar cuáles son nuestros verdaderos tesoros, entonces estamos ciegos, dice Jesús en Mateo 6, 19-23. Si consideramos valioso algo que puede podrirse o que puede ser robado, estamos viviendo en la oscuridad con la visión de un mundo sombrío, cínico y desalentador.

En 2 Corintios 11, 18-30, podemos ver cuánto sufrió San Pablo en su pasión por servir al Reino de Dios. Y, sin embargo, no se sentía triste, cínico, o desanimado. Él no se quejaba. ¿Por qué? Porque sabía que su trabajo era valioso. Comprendió que los tesoros eternos surgen de pasar a través de penurias y sacrificios y de enfrentar valientemente el peligro por el bien de la salvación de los demás.

Mira de cerca – a la Luz de Cristo – tus tesoros, tus verdaderos tesoros. ¿Qué talentos tienes? Ellos son dones de Dios. ¿Qué perlas de sabiduría, o joyas de amor incondicional, o diamantes de confianza has obtenido de tus sacrificios? Ellos durarán para siempre y eternamente beneficiarán a otros si los utilizas bien.

¿Cómo se convierten tus debilidades en tesoros de manera tal que produzcan esperanza y glorifiquen a Dios? Si aprendes de los errores o superas esa tendencia pecaminosa, o si te desmoronas en las pruebas pero regresas a tus luchas diarias con la fuerza del Espíritu Santo, estás recogiendo tesoros más allá de toda medida. El valor de estos tesoros es el bien que hacen a los demás.

Dios no nos retiene nada que sea bueno. Sin embargo, damos vueltas perdiéndonos en la desesperanza, con la sensación de vacío, a menos que nos abramos a recibir los tesoros del cielo. Esto requiere reconocer el valor real en lo que respecta a otras personas. Si valoras los tesoros terrenales, trabajando para obtenerlos sólo para nuestro propio bien, no tendremos nada para llevar con nosotros al cielo, ni tendremos nada que nos dé una alegría duradera en esta vida.

En los últimos años, muchas personas han aprendido esto de la manera difícil: perdiendo empleos, incapaces de encontrar un nuevo empleo, desocupando sus casas por órdenes judiciales, obligados a cambiar sus hábitos de gastos. Tenemos que aprender de las dificultades económicas. Como sociedad y como individuos, tenemos que salir de estas dificultades siendo mucho más sabios, más caritativos, compartiendo más libremente con los demás cualquier clase de riqueza que tengamos, aún si creemos que no es riqueza en absoluto.

Los bienes de la tierra son para utilizarlos para el reino de Dios. Si estamos dispuestos a compartir nuestros bienes con los demás,  no es pecado tener una gran cantidad de ellos. Dios quiere ser generoso con nosotros para convertimos en distribuidores de su bondad. La riqueza no es mala, pero tampoco es el verdadero tesoro. Lo que hacemos con esa cantidad de bienes es lo que produce los verdaderos tesoros o, de lo contrario, corrompen nuestras almas.

Nuestras almas son vivificadas y enriquecidas cuando nuestro motivo para obtener lo que tenemos y para conseguir lo que soñamos es para ayudar a conseguir lo que es eterno en otros. ¿Queremos utilizar nuestros bienes para el servicio del reino de Dios? ¿O están sirviendo solamente a propósitos terrenales, temporales, egoístas?

Sólo difundiendo el amor de Dios acumulamos tesoros que podremos disfrutar por toda la eternidad. Y si tenemos que soportar dificultades y hacer sacrificios para lograrlo, ¡entonces los tesoros serán preciosos definitivamente!

© 2011 por Terry A. Modica


Por favor, comparte esto con otras personas usando los íconos para las redes sociales al pie de esta página. O solicita una copia aquí, para imprimir con permiso para su distribución, a menos que arriba esté indicado que está disponible en Catholic Digital Resources.
Printed from: https://gnm-es.org/finanzas/identificando-tus-verdaderos-tesoros/
Print Friendly, PDF & Email



¿Te ha gustado? Fortalece más tu fe con las Reflexiones diarias de las Buenas Nuevas @ gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Tu donación ayuda a otros a crecer en la fe
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2021
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org

Conéctate con nosotros

Facebook Twitter YouTube podcasts Instagram Whatsapp Telegram
0
We'd love your thoughts, please comment.x
()
x

Consagración a San José en 9 Días

El documento en PDF gratuito está listo para ser descargadoUn documento gratis en PDF está disponible para tu uso personal.

donateNo obstante, tu apoyo puede ayudarnos a continuar publicando recursos de fe como este.

Para compartir con otros, por favor ordénalo publicado desde Catholic Digital Resources. (¿No puedes pagarlo? ¡No hay problema! Solicita un bono gratis, que es nuestra donación de caridad a tu ministerio.)

Para obtener el documento con una Licencia para Uso Simple, por favor firma este contrato de acuerdo de copyright. Mira nuestra política de permisos de copyright.