Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.

Se necesita tu apoyo. Por favor, ayúdanos a continuar sirviendo. Haz una diferencia ahora >>

¿Veremos pronto la justicia divina de Dios?

¿Veremos pronto la
Justicia Divina de Dios?

Hemos estado viviendo en el tiempo de la misericordia de Dios. ¿Está llegando a su fin? ¿Comenzará pronto el tiempo de la Justicia Divina?

Justicia Divina - Madre Bendita pisando la cabeza de la serpienteLa Santa Madre ha dicho en sus muchas apariciones que hemos estado en el tiempo de la Divina Misericordia y que ya se acerca el tiempo de la Justicia Divina de Dios. Algunos santos y místicos han dicho lo mismo y algunos papas también. En el mes de abril del año 2000, el segundo domingo de Pascua, fue nombrado como el Domingo de la Divina Misericordia. En el año 2016 celebramos la misericordia de Dios con el Año Jubilar de la Misericordia. Dios nos ha estado dando (a todo el mundo) mucho tiempo para que nos apartemos de nuestros caminos del mal y, en su misericordia, ha estado reteniendo su Justicia Divina.

Pero pocos respondieron a la oportunidad. Tal como tú mismo has visto, el mal se ha desatado. La maldad se ha desparramado y se ha infiltrado en todas las cosas y en todo lugar. Dios sabía que esto sucedería.

Hoy (6 de noviembre de 2020), durante mi momento de oración matinal, el Señor me mostró el desarrollo de un plan, un plan que Dios diseñó antes de que cualquiera de nosotros naciera, implica la fe de tres grupos de personas: los calientes, los fríos y los tibios, o los fieles, los que no tienen fe y los que se balancean sobre la cerca.

Los fieles son aquellos que quieren que Jesús sea el Señor de sus vidas. Hacen lo mejor para amarlo con todo su corazón, mente y alma. Los que no tienen fe, debido a la falta de Cristo en sus vidas, han sido engañados por el Demonio para ser los peones del mal, difundiendo su maldad por todo el mundo. Y los que se balancean sobre la cerca creen que está bien tener un pie en el Reino de Dios y otro en el mundo.

Fíjate que en la Parábola de la Oveja y las Cabras sobre la justicia de Dios al final de los tiempos (Mateo 25, 31 al 46) hay sólo dos grupos: los calientes y los tibios. Para el tiempo en que se cumpliera este mensaje profético, Jesús ya se habrá deshecho de los tibios. Él dijo en Apocalipsis 3, 15-19: «Tú, que no eres ni frío ni caliente, ¡ojalá fueras uno u otro! Porque eres tibio, te vomitaré de mi boca.» La personas que tienen una fe tibia, los que se balancean sobre la cerca y dicen tener fe pero no están 100% del lado de Dios, descomponen a Jesús.

La Misericordia se Convierte en Justicia

Si lo que sentí fue realmente una iluminación del Espíritu Santo, Dios me explicó que su misericordia está trabajando para beneficiar y preparar a los que quedan cerca de él. Su Justicia Divina está llegando rápidamente. Estamos en la mitad del comienzo. Su Justicia Divina ha comenzado a surgir desde el mar de los llantos de sus elegidos, que han estado clamando a él día y noche. Esto incluye los 60 millones de niños que han sido abortados (estadísticas de los EE.UU., muchos más en otras partes).

divine justice

Aquellos que lo experimenten sin estar unidos a Cristo encontrarán que es terriblemente cansador y devastador, un terremoto. Y aquellos que confían en el Señor Dios lo experimentarán con gozo. Sufriremos con las «cabras» porque vivimos en la misma tierra, pero soportaremos con gusto los sufrimientos porque nos damos cuenta de que el mal está siendo conquistado y que surgirá una nueva era del Reino de Dios en su lugar. Estos sufrimientos serán más fáciles de soportar y más livianos para todos los que sepan cómo escuchar y seguir la guía de Dios.

Ahora estamos viendo la Luz de Cristo exponiendo al mal que ha estado escondido. Estamos siendo testigos de la mano de la justicia de Dios arrancando la corrupción en la Iglesia y en la política de los EE.UU. (y en otros lados, pero estos dos son los grandes campos de batalla entre el bien y el mal).

Por el bien de los fieles y con misericordia por los tibios, este plan divino no puede tener lugar de golpe. Estamos viviendo capa tras capa de la oscuridad siendo expuesta por la santa Luz de Cristo. Puedes verlo si prestas atención a las fuentes correctas de información. La verdad es más fácil de ser vista ahora, pero no todos nosotros tenemos ojos para reconocerla. Por ejemplo, ¿leíste sobre el complot comunista para desmoralizar a los EU y pervertir a la Iglesia Católica desde los años 20? Me sorprende cuando escucho a «buenos» católicos (es decir, a los que se balancean sobre la cerca) que no quieren creen las evidencias de las tácticas del Demonio.

Todos estamos ahora viendo la mano de Dios está quitando los mantos de la oscuridad. Creamos o no que esto es verdad, estamos viendo cómo Dios se involucra, de forma imprecedente, en la política de los EU mientras expone al mal. Creamos ciegamente o no en todo lo que el papa y los obispos están diciendo, Dios se está preparando para purificar la Iglesia. Jesús se está preparando para quebrar el cuello del enemigo mientras la Santa Madre aplasta su cabeza.

Debemos confiar en el plan de Dios y en sus tiempos que siempre son perfectos. Necesitamos mantener nuestros ojos en él cuando todo a nuestro alrededor parece enloquecer. Necesitamos recordad, y recordarnos a nosotros mismos, que Dios está diseñando un plan para la Justicia Divina. Sin importar cuán aterrador luzca y cuán duro se torne, algún día miraremos hacia atrás y estaremos muy, muy agradecidos por él. Incluso estaremos agradecidos por los sacrificios que tuvimos que hacer y los duros tiempos que tuvimos que soportar para poder conquistar al mal.

Dios ha estado haciéndonos pasar a todos por una serie de pruebas y aún no hemos terminado. Estas pruebas son para separar a las ovejas de las cabras, y las diferencias entre estos dos grupos están siendo cada vez más evidentes para aquellos que tenemos ojos para ver.

Somos ovejas si hemos hecho de la purificación de nuestra vida de fe la más alta prioridad y si hemos puesto nuestra mirada en nuestra santidad personal. Dado que queremos ver las cosas como las ve Dios, él está haciendo que sea sea fácil para nosotros identificar quién está del lado de Dios en la batalla y quién no.

¿Has notado el interés decreciente en aferrarnos a amigos que no están plenamente del lado de Dios? Esto es parte del proceso. Necesitamos estar disponibles para esos amigos en caso de que quieran arrepentirse y unirse al ejército de Dios, pero también necesitamos rodearnos de amigos que puedan ayudarnos a ser mejores ovejas.

Las Tres Pruebas

En mi momento de oración vi tres pruebas. Están hechas para ayudar a las personas a decidir en qué lado de la batalla eligen vivir. Los días de balancearse sobre la cerca llegarán al su fin, tal como sucede cuando morimos y enfrentamos el día del juicio personal. Las pruebas son una invitación para elegir ser caliente o frío. Aquellos que eligen ser calentados por el fuego del Espíritu Santo serán protegidos por la gracia de Dios, las pruebas incrementarán nuestra santidad.

La primera prueba es el coronavirus y cómo lo manejaremos: ¿haremos de Dios nuestra máxima prioridad, confiando en él más de la comprensión humana sobre el virus? ¿Confiando en él más que en los príncipes humanos que dictan cómo responder? ¿Confiando en lo que el Señor nos revela en nuestros momentos de oración, en las Escrituras y en las enseñanzas de la Iglesia en lugar de en lo que nos han dicho los políticos y los pastores que quieren que como borregos ciegos los sigamos hasta los despeñaderos?

¿Y cómo vamos  manejar las dispensas por asistir a Misa? ¿Usaremos eso como una excusa para hacer lo que nos plazca en el Día del Señor? ¿O regresaremos a Misa a la primer oportunidad sin importar la dispensa porque sabemos Quién está esperándonos y queremos unirnos a él y recibir su fuerza?

La primera prueba ha estado separando el trigo de la cizaña (Mateo 3, 12) en la Iglesia y, aunque la cizaña aún no ha sido arrancada, etamos aprendiendo a ver quién es trigo y quién es cizaña.

La segunda prueba es la elección en los EU, que tendrá ramificaciones en todo el mundo. ¿Tenemos ojos para ver la batalla espiritual que está teniendo lugar para quedarse con el alma de América? ¿O preferimos pensar que no es tan mala como otros dicen que es? ¿Estamos aferrándonos a nuestra posición en la cerca cuando pensamos qué candidatos quieren aumentar la matanza de los bebés sin nacer y qué candidato se opone? Y en la batalla por el recuento de los votos, ¿tenemos ojos para ver la mano de Dios en esto? ¿O sólo elegimos mirarlo con ojos terrenales para quedarnos confortables? ¿Confortables pretendiendo que sólo es política y no algo demoníaco? ¿Confortables, como agregando un almohadón a la cerca porque es realmente incómodo sentarse sobre ella?

Cada prueba es para beneficiar a aquellos que desean pasar la prueba. Aquellos que no tienen ese deseo son los que más están sufriendo por las dificultades de la prueba. La prueba por la que estamos pasando actualmente está beneficiándonos a los que, de todo corazón, queremos estar del lado de Dios en la batalla contra el mal. Dios está enseñándonos a confiar en él sin importar lo que las evidencias digan. Dios está enseñándonos a regocijarnos en sus planes incluso antes de ver evidencias de que todo va a salir bien. Dios está enseñándolos la importancia de orar constantemente, oración del corazón, en un espíritu de agradecimiento en lugar de temor.

La tercera prueba será más difícil a medida de que Dios continúe purificando el mal de la política y de la Iglesia. Va a ser muy desagradable.

Lo que aprendamos de la prueba actual nos ayudará con la siguiente prueba. ¿Cuál supones que será la próxima prueba? La respuesta es clara cuando miras lo que hemos estado pasando como si fuese una especie de línea de tiempo en el descubrimiento del mal para conquistarlo.

En la primera prueba comenzamos a ver qué pastores de la Iglesia estaban activos en el lado de Dios en la batalla. Pero aún no ha habido una purificación, la cizaña aún no ha sido separada del trigo. En la segunda prueba, comenzamos a ver más claramente qué pastores están en qué lado del campo de batalla. Ellos también han estado pasando por la prueba. Hemos estado clamando a Dios por buenos pastores y él no ha ignorado nuestro clamor. Algunos pastores se han fortalecido y se han tornado más valientes para el Reino de Dios y para el cuidado pastoral de su rebaño.

Entonces, ¿cómo lucirá la tercera prueba? Yo creo que será, de alguna forma, una continuacón de la primera y la segunda, y las fuerzas del mal que están luchando por sobrevivir levantarán una tormenta que asustará a todos los que no estén mirándola a través de los ojos de Cristo.

Habrá un temblor que arrancará la paja. Se sentirá como un terremoto amenazando con quebrar a la Iglesia a la mitad. Pero su propósito será unir más a la Iglesia más de lo que ha estado en los últimos 500 años. Fíjate cómo durante la primera prueba comenzamos a orar juntos por una causa común, pero nuestra unidad no era muy visible al igual que nuestros esfuerzos concentrados. Luego considera cómo, durante la segunda prueba, nuestra unidad en la oración se tornó mucho más visible, más fuerte y planificada. Extiende este patrón hacia la tercera prueba. Imagina las oraciones unidas de Protestantes y Católicos que están de todo corazón enamorados del Señor y de su lado en el campo de batalla.

Viendo la Justicia Divina de Dios bajo esta luz, ¡es excitante tan sólo pensar en ella!

Siguiente: Lee más PalabrasVivas sobre la Victoria en la Batalla Espiritual >>

También podrías estar interesado en PalabrasVivas sobre la Crisis en la Iglesia >>

© 2020 por Terry A. Modica


Por favor, comparte esto con otras personas usando los íconos para las redes sociales al pie de esta página. O solicita una copia aquí, para imprimir con permiso para su distribución, a menos que arriba esté indicado que está disponible en Catholic Digital Resources.
Printed from: https://gnm-es.org/lidiando-con-el-terror-y-el-mal/veremos-la-justicia-de-dios
Print Friendly, PDF & Email


Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Tu donación ayuda a otros a crecer en la fe
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2021
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org

Conéctate con nosotros

Facebook Twitter YouTube podcasts Instagram Whatsapp Telegram
0
We'd love your thoughts, please comment.x
()
x

Consagración a San José en 9 Días

El documento en PDF gratuito está listo para ser descargadoUn documento gratis en PDF está disponible para tu uso personal.

donateNo obstante, tu apoyo puede ayudarnos a continuar publicando recursos de fe como este.

Para compartir con otros, por favor ordénalo publicado desde Catholic Digital Resources. (¿No puedes pagarlo? ¡No hay problema! Solicita un bono gratis, que es nuestra donación de caridad a tu ministerio.)

Para obtener el documento con una Licencia para Uso Simple, por favor firma este contrato de acuerdo de copyright. Mira nuestra política de permisos de copyright.