Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.

St Joseph with child Jesus

Comienza el nuevo año con nuestra Consagración a San José

Asegúrate de ver nuestra nueva página de recursos para el Año de San José para tu hogar y familia.

Suscríbete para las Reflexiones de las Buenas Nuevas : Sean significativas para tu vida diaria.

Franciscan Moments – How Cabbage Can Teach Us To Love Our Enemies

Cómo el Repollo Puede Enseñarnos
a Amar a Nuestros Enemigos

San Francisco de Asís-Cómo el Repollo Puede Enseñarnos a Amar a Nuestros Enemigos

Estaba yo comiendo una ensalada de repollo con camarones fritos y Dios me dijo así: «Mira la ensalada de repollo. Prueba la ensalada. Trata de saborear más allá de la mayonesa y el vinagre picante para concentrarte en la propia ensalada de repollo.  ¿Cuál es el principal ingrediente de la ensalada de repollo? ¡Repollo!  La ensalada comenzó como una cabeza de repollo. ¿Es que el repollo ha cambiado ahora en la ensalada debido a los otros ingredientes que se mezclan con ella?  No, en realidad no.  Para nada.  Todavía es repollo.  Pero tú no ordenaste en el restaurante una cabeza de repollo, tú ordenaste una ensalada de repollo.  ¿Por qué?  Porque el repollo finamente rallado y mezclado con cosas como la mayonesa, el vinagre, la sal, el azúcar y las especias, saben mejor al paladar que una hoja de repollo.”

Me pregunté, “Sí… así que, ¿cuál es el punto Jesús?”

«El repollo que está en la ensalada no es menos de lo que fue creado cuando era una cabeza que se recogió del campo o cuando era tan solo una semilla plantada en el suelo.  Pero, si el repollo no renuncia a cada etapa de su existencia (la semilla que se convirtió en brote, el brote que se transformó en cabeza, la cabeza cortada para ensalada), no se habría convertido en una parte de la comida en mi plato.”

Somos buenos porque Dios nos creó buenos. Él no hace basura. No importa lo que nos suceda en la vida, seguimos siendo, en esencia, lo que Dios creó. Esto es cierto para todos, incluso para aquellos que no nos gustan, incluso para los que nos hacen daño. Jesús dijo en el Sermón de la Montaña, «Haz el bien a los que te dañan.»

Así que le pregunté a Jesús ¿cuál es la diferencia entre hacer el bien a alguien que no nos ha hecho daño y a alguien que sí nos ha hecho daño? Él dijo: «Cuando haces el bien a los que no te han herido, ¿en qué demuestra eso que me perteneces? Es fácil amar a los que son fáciles de amar. No hay esfuerzo en eso y no me necesitas a Mí para ayudarte. Pero trata de amar al no amable y ¡adivina qué! Necesitas de Mí para ayudarte. Y cuando me necesitas, vienes a Mí. Y cuando vienes a Mí, me conoces mejor”.

© 2000 por Nancy Gardner Viola


Por favor, comparte esto con otras personas usando los íconos para las redes sociales al pie de esta página. O solicita una copia aquí, para imprimir con permiso para su distribución, a menos que arriba esté indicado que está disponible en Catholic Digital Resources.
Printed from: https://gnm-es.org/momentos-franciscanos/c%C3%B3mo-el-repollo-puede-ayudarnos-a-amar-a-nuestros-enemigos/
Print Friendly, PDF & Email



¿Te ha gustado? Fortalece más tu fe con las Reflexiones diarias de las Buenas Nuevas @ gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Tu donación ayuda a otros a crecer en la fe
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2021
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org

Conéctate con nosotros

Facebook Twitter YouTube podcasts Instagram Whatsapp Telegram