Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.
¿No puedes ir a Misa? Recibe a Jesús en Comunión Espiritual.
¿Quieres rezar el Rosario para la protección del COVID-19? Visita la Capilla Virtual para Oración y Meditación de Nuestra Señora de los Milagros.

¿Se reúnen los cónyuges en la otra vida?

¿Se reúnen los cónyuges
en la otra vida?

¿Se reúnen los cónyuges en la otra vida?El 28 de noviembre de cada año, Ralph y yo celebramos la perdurabilidad de nuestro matrimonio. El día de nuestra boda, allá por 1975, alteramos los votos que decían: «hasta que la muerte nos separe» por: «desde este día en adelante». Teníamos la intención de ser cónyuges para siempre.

Pero Jesús dice que no hay matrimonios en el cielo. ¿Cómo afectará esto mi relación con Ralph después de que ambos hayamos dejado esta vida en la tierra?

El Catecismo de la Iglesia Católica (párrafo 1638) explica: «Del matrimonio válido se origina entre los cónyuges un vínculo perpetuo y exclusivo …» Perpetuo significa «desde este día en adelante». Eternamente. Entonces, ¿qué quiso decir Jesús cuando dijo que las personas en el cielo no se casan? Estoy segura que no quiso decir que sólo si abandonamos la tierra casados podremos tener cónyuges en el cielo. Estaba enseñándonos algo mucho más profundo.

Para comprenderlo, miremos lo que el Catecismo quiere decir con «un matrimonio válido». El párrafo 1639 dice: «El consentimiento por el que los cónyuges se dan y se reciben mutuamente es sellado por el mismo Dios» (como Jesús dice en Marcos 10, 9: «Por lo tanto, lo que Dios ha unido, que nadie lo separe»). Nota: un matrimonio válido es aquel en el que ambos cónyuges libre y plenamente se entregan uno al otro. Muchos matrimonios no son válidos porque uno o ambos entregan sus labios, no sus corazones, en este voto; no se entregaron o no pudieron (debido a problemas mentales) entregarse de todo corazón a sus cónyuges.

Cuando el novio y la novia se someten, verdaderamente, uno al otro dándose por entero (como dicen los famosos versículos de Efesios 5, 21-33 sobre el matrimonio: «Sométanse uno al otro por reverencia a Cristo…»), se comprometen en un pacto divino. Como afirma el Catecismo: «El pacto entre los cónyuges está integrado con el pacto de Dios con el hombre, ‘el auténtico amor conyugal es asumido en el amor divino’ …» ¡Sellado por el mismo Dios! Párrafo 1640: «Por tanto, el vínculo matrimonial es establecido por Dios mismo, de modo que el matrimonio celebrado y consumado entre bautizados no puede ser disuelto jamás.»

Entonces, ¿qué sucede a la relación en la otra vida? Se hace mucho más profunda.

Piensa en cómo es el amor en el cielo. Justo ahora, yo amo a Ralph más de lo que amo a cualquier otra persona. En el cielo, amaré a todos en plenitud. Mientras que Ralph y yo tendremos siempre una historia especial juntos, nuestro lazo matrimonial purificado en el cielo será el amor auténtico y de entrega total que tendremos para todos los demás. ¡Todos!

Piensa en cómo es el cuerpo en el cielo. En la tierra, las parejas tienen una atracción física mutua que, a veces, los lleva a la unión de los cuerpos (relaciones sexuales). El deseo de actividad sexual es básico para toda criatura para continuar la especie. A diferencia de los animales se nos ha dado la habilidad de controlar nuestros instintos y estamos llamados al celibato si no estamos en un matrimonio válido. Los seres humanos tienen mayor jerarquía que los animales dentro de la creación de Dios. Elegir el celibato, a lo que están llamados los sacerdotes, religiosos y parejas no casadas, es abrazar esta superioridad.

Por esta razón Jesús dijo que algunos: «viven como eunucos por el bien del reino de los cielos» (Mateo 19, 12). Es difícil imaginarlo pero el amor — pleno, completo, íntimo y profundo — sobrepasa la naturaleza animal dentro de nosotros. Así es el amor en el cielo. Sobrepasa los deseos físicos de la naturaleza animal. Seremos «como ángeles» (Lucas 20, 36); no seremos como animales.

Abreviando, no hay necesidad de matrimonio en el cielo. Pero amaremos a quien fue nuestro cónyuge en la tierra mucho más de lo que podemos amarlo ahora. Y aquellos que tienen ex cónyuges que han llegado al cielo tendrán un maravilloso amor por aquel cónyuge del que se divorciaron. Si tienes un cónyuge que ha pasado de la tierra por lo menos al purgatorio, donde ya no existe el pecado, en este momento te está amando más de lo que imaginas. Él o ella está orando por ti con amor perfecto — tu propio santo patrono.

El Reino de Dios en la tierra es una versión incompleta del cielo. De él podemos sacar algunas claves de cómo será la vida. Puedo imaginarme a Ralph y a mí, luego de que ambos hayamos pasado a la eternidad, aún orando juntos y divirtiéndonos juntos de las mismas formas santas (pero mejores) en que lo hacemos ahora. Y en la plenitud del amor que hay en la presencia santa de Dios, impregnándolo todo y a todos, celebraremos el aniversario de nuestro lazo terrenal por toda la eternidad, pero no saliendo solos en una escapada romántica. Estaremos disfrutando con todos los santos y ángeles.

© 2019 por Terry A. Modica

El documento en PDF gratuito está listo para ser descargadoEl documento en PDF gratuito está disponible para tu uso personal.
Para compartirlo con otros, por favor, invítalos a esta página.

Para obtener el documento con una Licencia para Uso Simple, por favor firma este contrato de acuerdo de copyright. Mira nuestra política de permisos de copyright.


donate  Good News Ministries provee a los individuos mucho material edificador de la fe sin costo alguno. Tu apoyo ayudará a que este ministerio continúe.

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2020
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org

Connect with us