Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.
¿No puedes ir a Misa? Recibe a Jesús en Comunión Espiritual.
¿Quieres rezar el Rosario para la protección del COVID-19? Visita la Capilla Virtual para Oración y Meditación de Nuestra Señora de los Milagros.
LentÚnete a nosotros ayudando a que el sueño de un seminarista se haga realidad.
¡Conoce a Christian Melendez-Cruz! Lo estamos eligiendo para nuestra limosna de Cuaresma.

Prayers – Did You Feel This Way, Jesus?

¿Te Sentiste Así, Jesús?
¿Te sentiste así, Señor?

Esta oración-poema está dedicada al patronazgo de San Agustín, cuya madre con sus lágrimas y oraciones ayudó a regresarlo a la Fe.

¿Alguna vez te sentiste tan rechazado, Señor,
Tu amor tan descuidado, Señor,
Antes que comenzara tu Ministerio,
Antes de tu bautismo en el Espíritu de la Misión Divina?

¿Alguna vez sentiste el dolor del abandono de un amigo
O de un familiar rechazando preocuparse por ti
Mientras vivías en el camino humano como yo,
Mientras vivías la vida ordinaria de unidad con mi vida?

¿Sabías realmente cómo se sentía el padre del Hijo Pródigo
Cuando su amor no correspondido ansiaba que su hijo volviera
Deseando ser amado como él amó,
Deseando dar amor a aquel que ignoraba su amor?

¿Has perdido a alguien que te importaba
por los engaños y tentaciones del mundo
Trataste de perseguirla como un buen pastor
Sólo para encontrarla prefiriendo descreer lo bueno de ti?

¿Cómo sabías cuánto anhela el Padre al niño
Y cuánto celebra el retorno de cada hijo?
¿Qué te hizo querer convertirte en el Buen Pastor
Poniendo a un lado todo para devolver los corderos
perdidos al cuidado del Padre?

Mi propio dolor de ser rechazado y abandonado por los que amo,
Mis propios anhelos con el corazón roto por los perdidos
Son una dulce unión contigo, mi Señor,
Una dulce y amarga comprensión de cómo el Padre sufre
Por cada hijo que abandona Su amor,
Y cómo te sentiste Tú, Señor Jesús,
Cuando contaste la historia del cordero
Que regresó a los brazos del amor.

En este conocimiento, mi dulce Señor,
En este sufrimiento amargo de unión contigo, mi Amado,
Soy sanado al ayudarte en tu Misión Divina
De ayudar a otros hijos perdidos
a descubrir el amor sanador de tu Pasión.

© 2013 por Terry Modica

Para solicitar permiso para distribuir a otros, contáctenos.

Comentarios:

Judy Kim dijo…
«Tu poema habla directamente a mi corazón y me movilizó hasta las lágrimas. Espero que encuentres consuelo en el hecho que tocó, como mínimo, a una persona y que intensificó mi gran amor por Jesús. El final de tu poema es un himno de mi propio propósito en la vida. Soy sanada ayudándote en tu Misión Divina de ayudar a otros hijos perdidos a descubrir el amor sanador de tu Pasión. Por favor, ora por mí para que pueda cumplir mi objetivo de llegar a ser, algún día, monja. (Junio 17, 2014)»

 


¿Te ha gustado? Fortalece más tu fe con las Reflexiones diarias de las Buenas Nuevas @ gnm-es.org/reciba-las-reflexiones-diarias
M�s Recursos de Oraci�n
Oraciones para Padres
¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2020
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org