Mantén a Cristo en el centro, a la Palabra de Verdad en tu corazón y a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia como guardianas de tu alma.
¿No puedes ir a Misa? Recibe a Jesús en Comunión Espiritual.
¿Quieres rezar el Rosario para la protección del COVID-19? Visita la Capilla Virtual para Oración y Meditación de Nuestra Señora de los Milagros.

Suffering and Healing – Persisting through the Pain to Find Healing

Insistiendo en el Dolor para Encontrar Sanación

la resurrección de la sanación

¿Por qué algunas personas siguen el camino de sanación y luego detienen el proceso? ¿Por qué hacen buenos progresos y luego van hacia atrás y siguen yendo hacia atrás, sumergiéndose en viejas heridas, comportamientos autodestructivos, adicciones, actitudes co-dependientes y la creencia enfermiza que ya habían dejado de lado?

Me parece que a cualquier persona que ha experimentado alguna sanación, le gustaría transitar todo el camino de sanación porque han descubierto que el beneficio es tan maravilloso, ¡más allá de nuestra imaginación! Enfrentar nuestra enfermedad es algo que deberíamos considerar muy seriamente y trabajar duro para combatirlo. Daña como el infierno trabajar con las heridas que aún no están sanadas, pero sabemos lo valioso de enfrentar nuestro dolor: ¡vale cada gota de sangre!

Al preguntarle a Dios por qué esta perseverancia no es para cualquiera, recibí esto: «La diferencia entre los que siguen adelante y aquellos que se detienen es que aquellos que continúan caminando no tienen una visión de los resultados, mientras que los que abandonan no pueden quitar los ojos de los resultados finales.»

Cuando abandono mi idea de la felicidad y de lo que yo quiero de la vida, Dios puede darme Su idea de la felicidad y llevar a cabo lo que Él quiere para mi vida. ¡El plan de Dios para mi vida ya está disponible! Ya está escrito en Sus proyectos. Cuando no tengo expectativas, un plan personal para lo que debería estar logrando, esperanzas basadas en mí misma o deseos sobre cómo debería ser mi vida saludable, entonces es cuando Dios tiene libre paso para reconstruirme en una persona saludable. Pero, si yo tuviera expectativas sobre mi proceso de sanación, creería que estoy lista cuando se ha alcanzado un objetivo. Si yo me enfocara en lo que yo creo que debería pasar, me perdería de ver lo que Dios quiere que suceda. Y, si lo que yo anhelo no se da, entonces me enfocaría más en ello, desesperándome al tratar de hacer que suceda. Ahí es cuando comienza el retroceso.

La gran sanación sucede cuando abandonamos todas nuestras propias ideas de cómo deberían ser nuestras vidas. Al mantener nuestra mirada en Dios, en lugar de enfocarnos en la sanación, seguimos yendo hacia adelante. Mirándolo sólo a Él, avanzamos más allá de los límites de nuestras percepciones y entramos en un territorio nuevo de sanación. Mirándolo sólo a Él, podemos aceptar que el camino de la sanación es más largo de lo que nos gustaría y, alegremente, nos sometemos a Su plan. Mirándolo sólo a Él, tenemos el coraje y la fuerza necesarias para lidiar con más dolor y continuar con el duro trabajo de ir hacia una mayor santidad.

La sanación raramente es fácil. No se consigue sin sentir mucho dolor por aquello de lo que queremos liberarnos. La sanación sin dolor es una ilusión y nos enfermamos más si creemos y vivimos en esta ilusión. Si verdaderamente queremos lo que Dios quiere para nosotros, confiaremos en Él y le permitiremos que nos lleve hasta el origen de nuestras heridas. Es allí donde podemos descubrir que Él se preocupa. Es allí donde podemos abrirnos a Su toque sanador. ¡Y es allí donde, finalmente, somos liberados de nuestro dolor!

Cuanto más veo las cosas así, más agradezco a Dios por el horrendo dolor que he padecido en mi vida. No estoy diciendo que le doy la bienvenida a más dolor; la carne aún desea evitarlo. No obstante, ya no tengo malos sentimientos hacia Dios por permitir el dolor en mi vida. Ahora le agradezco que no interfirió con el proceso de sanación ~ es bueno que no me haya dado todo lo que yo quería, de la forma en que lo quería, cuando yo lo quería. ¡Me ha dado una vida mucho más maravillosa que la que alguna vez podría haber pedido! Me está convirtiendo en un instrumento muy poderoso, que Él usará para ayudar a otros que no ven el valor de Su toque sanador.

¡Dios es bueno con nosotros!

© 1999 por Nancy Gardner Viola (con Terry Modica)

PDF GRATUITAUsted puede imprimir esta página para su uso personal.

Para su uso en parroquias, retiros u otros ministerios, por favor encárguelo en publicación profesional a Catholic Digital Resources. ¡Gracias!

Para obtener el documento con Licencia Individual, por favor envíe este acuerdo del contrato de derecho de autor:

Su nombre completo (Nombre y Apellido):

Su direcci ón de correo electrónico:

Marque este casillero para informar que esto es para uso personal únicamente y que no lo subirá a internet o lo copiará para su distribución a terceros.


Después que su solicitud sea revisada, recibirá una copia por correo electrónico dentro de las 48 hrs. La información incompleta anula este contrato.

donarGood News Ministries provee a individuos, sin costo alguno, material para la edificación de la fe en las páginas gnm.org y wordbytes.org, aunque las donaciones son las que mantienen a este ministerio funcionando y creciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres crecer en
la fe diariamente?


Recibe las
Reflexiones de las
Buenas Nuevas

como ésta
¡todos los días por
correo electrónico
!

¡Seré un CAMPEÓN
de las Buenas Nuevas!
Envia donaciones a:
Good News Ministries
11705 Boyette Road, Suite 277
Riverview, Florida 33569 USA
Contenido del sitio web © 1996 - 2020
La mayoría de las fotos © Terry Modica. Todos los derechos reservados.
Vea nuestra página de copyright para los permisos.

Good News Ministries de la Fe Católica gnm-es.org

Connect with us